Páginas

La Ministra de Cultura despilfarra 1,6 millones de euros de los contribuyentes

15-1-2010

Uno se pregunta si es mayor la estupidez de un político como Ángeles González-Sinde pensando que está haciendo las cosas bien (o sabiendo que las está haciendo mal y que nadie se va a enterar) o la de los ciudadanos que se lo permiten hacer con impunidad. Resulta que la "brillante" idea de la Ministra de Cultura para acabar con el P2P (sic) es gastar 1.650.000 euros (casi nada) del dinero público en un sitio web que funcione como un buscador de obras audiovisuales, seguro que para los despistados usuarios que no sabían que había tiendas online donde se podían comprar las canciones o películas que estaba descargando gratuitamente. Atención, porque llegamos a extremos de ignorancia que llegan a lo esperpéntico:

1) P2P no es igual a descargas de productos protegidos

Identificar las descargas de contenidos sin pagar por ellos con las redes P2P ya denota una total desconocimiento de lo que se está hablando. La ignorancia sabemos que es rasgo muy común en los políticos, pero es más insultante el hecho de que los medios de comunicación se hagan eco de esa terminología demagoga y errónea. Aunque viéndolo bien, los medios de comunicación son el 4º Poder y les interesa, al igual que a los políticos, mantener al pueblo en la ignorancia y la confusión. Nada más fácil que gobernar un pueblo ignorante y mal informado. La tecnología Peer to Peer (P2P) es una forma de transmisión de datos donde todos los clientes son a la vez servidores, de forma que la transmisión de datos es mucho más rápida que la tradicional servidor - cliente, donde la mayor cantidad de clientes descargando un archivo ralentizaba la descarga, justo al contrario que en las redes P2P, donde cuantos más clientes haya, más rápido se descarga el archivo, ya que hay más servidores de donde descargarlo. Por poner un ejemplo, Skype utiliza una tecnología P2P, y creo que no es un producto sospechoso de ninguna ilegalidad, aunque tenga precios caros.

2) ¿Un buscador de tiendas online como solución para evitar las descargas gratuitas?

Como se quiere evitar que la gente descargue música que no ha pagado, vamos a despilfarrar millones de euros (ahora que los tiempos son prósperos y nos sobra) en hacer un portal que enlace a los productos que ya están vendiendo las tiendas online. ¿Pero cómo no se nos había ocurrido antes? ¡Si resulta que los que descargan música sin pagar por ella es porque no sabían que se puede pagar en tiendas online! Menos mal que tenemos una Ministra que está en todo y ayudará a todos esos despistados a encontrar las tiendas donde, sin duda, a partir de ahora, comprarán todo lo que antes descargaban gratis (sic)...

3) ¿Pero no sirve el mejor buscador que hay, que además es gratuito?

Se ve que los algoritmos de búsqueda de Google, incluso los buscadores personalizados de Google que se pueden hacer para conseguir justamente el objetivo de la ilustre ministra, no son lo suficientemente eficaces para sus exigentes y rigurosos objetivos. Así que en vez de hacerlo gratis con el motor de búsqueda más potente que hay, gastamos nada menos que 2.050.000 euros, de los que 400.00 son aportados la Coalición de Autores, 150.000 de los ciudadanos (en este caso despilfarrados por el Ministerio de Industria) y 1.650.000 de los contribuyentes, despilfarrados por la Ministra de Cultura.

Pero, para colmo de males, PROMUSICAE, agrupando a las discográficas, ya recibió 737.000 euros (???!!!) de los contribuyentes para hacer un sitio web con exactamente los mismos fines. Es decir, de los impuestos de todos, se financian las empresas de unos pocos... Muy socialista, sí señor...

4) Y todo ese dinero... ¿A dónde se va?

La pregunta es ¿para qué hace falta tantísimo dinero? Si se pagan entre 1000 y 2000 euros por un sitio web, aunque sea muy complejo lo que quieres hacer y tengas que contratar a un programador que te cobre 10.000 o incluso 20.000 euros, o a un equipo de ellos que te cobren 100.000... ¿en qué se emplean los casi dos millones de euros que sobran? Recordemos que en las antiguas pesetas son más de 340 millones... ¿¿ todo para un buscador en un sitio web?? Creo que sobra decir que es un gasto tan absurdamente innecesario como exagerado, algo por lo que algún amigo de la Ministra estará muy contento...

Conclusión

Y mientras tanto, España en crisis, el paro más alto de la Unión Europea, los trabajadores explotados, Hacienda implacable y el Estado regalando los muy necesarios euros de los ciudadanos a un grupito de empresas que no saben/quieren adaptar su modelo de negocio al siglo actual ni saben ganar dinero con la audiencia: ¿para qué? Es más fácil adaptar los ciudadanos del S. XXI a tu modelo de negocio medieval con tus colegas del Gobierno legislando a tu gusto y, si hace falta, quitando de en medio a los molestos jueces que nunca te dan la razón... Eso sí, todo con mucho talante y mucho socialismo obrero (sic)...

No hay comentarios:

Publicar un comentario