Páginas

Internet defiende su libertad ante el acoso de las multinacionales

21-08-2009

The Pirate Bay LogoCuando el equipo de The Pirate Bay fue condenado por un juez que formaba parte de la misma industria musical que era la parte que acusaba (en España tenemos una Ministra de Cultura que está en una situación igual, así que no nos asustamos de ninguna aberración) a un año de cárcel cada uno y casi un millón de dólares de compensación (cada uno) y ya se preparaban nuevos procesos por otras bandas, Global Gaming Factory (GGF) ofreció comprar el sitio por casi 8 millones de dólares. La oferta fue aceptada y los piratas dejan el barco para trabajar en otros proyectos.

The Pirate Bay es probablemente el sitio de torrentes más grande que hay, con unos dos millones de ellos (los torrentes son pequeños archivos que permiten encontrar a otros usuarios que tienen el mismo archivo y descargarlo mediante protocolos P2P con programas como Bittorrent o Vuze). Otros pesos pesados serían IsoHunt o Mininova. Más que un sitio de descargas, The Pirate Bay se convirtió en un símbolo de resistencia contra las multinacionales y un estandarte de la apertura de la cultura para todo el mundo. Las multinacionales llevaban tiempo tras ellos y al final, hundieron el barco, pero no el tesoro ;-)

En este vídeo vemos una entrevista con Peter Sunde a finales de junio, cuando ya se conocía la sentencia.




La comunidad reacciona

Un usuario, anónimo, por supuesto... subió a The Pirate Bay un último torrente. No era un torrente para compartir una película, una canción o un programa, sino para compartir, nada menos que los 21,3 GB del sitio web entero de The Pirate Bay, con la base de datos de todos los torrentes. Y como se puede leer en los comentarios de esa página, un barco se hunde, pero hay muchos otros listos y dispuestos para seguir navegando.

El primer barco ya está alzando sus velas, se trata de http://batarena.net (no siempre carga perfectamente a la primera). El sitio está aún un poco inestable porque hacer que funcione la búsqueda de una base de datos de esas dimensiones requiere una enorme potencia (mucho procesador y un código muy optimizado para que sea rápido. Pero ahí está la comunidad resistiendo y enfrentándose a la élites que prefieren criminalizar para detener el progreso antes que innovar nuevos modelos de negocio adaptados a los nuevos tiempos tecnológicos.

Y en España...

En España se da la situación de que un gobierno cuyos pantalones lleva la SGAE y otras organizaciones con fines similares, considera que es aceptable considerar como criminales a todos los ciudadanos y regalar a las entidades de gestión (NO a los autores y creadores, como harían otras alternativas más razonables) un mínimo de 118 millones de euros al año. Como se puede leer en la ley (disponible aquí), pagarás esa compensación por copia privada no una, sino varias veces, pues la ley está hecha con la idea de que todo la tecnología en tu casa está comprada con el fin de copiar obras de todo tipo. Al comprar la impresora pagarás 9 euros por tu escáner (10 si es una multifunción); 3,40 euros por la grabadora de dvds que hay en tu pc; 0,17 euros por cada cd vírgen y 0,22 por cada dvd vírgen; por tu pendrive o tarjeta de memoria de tu cámara, pagarás 0,30 euros; por el disco duro de tu ordenador, 12 euros; por tu mp3, pagarás 3,15 euros y si tu móvil puede reproducir archivos mp3, pagarás 1,10 además de su precio. Y aumentando el precio de la tecnología, seguro que los autores van a producir más (pagando por ella más gracias al canon que debería protegerles) y seguro que la gente va a comprar más de todo (ahora que está más caro gracias al canon) y seguro que la sociedad en su conjunto avanzará más rápido hacia el progreso, ahora que aumentamos la brecha digital encareciendo la tecnología, brillante solución...

El caso de The Pirate Bay demuestra que la solución no pasa por controlar a los ciudadanos con mano de hierro porque son todos unos criminales y por detener el progreso reduciendo la velocidad de Internet (como proponen los "brillantes" defensores de la creación artística, que se ve que estaban más cómodos en su monasterios gregorianos medievales sin tanto aparato...), porque así no pueden ganar nada. La comunidad encontrará soluciones y se gastará muchísimo dinero, tiempo y esfuerzo en intentar evitarlo que debería emplearse en obligar a la industria (en vez de darles lo que te pidan a costa de los ciudadanos) a buscar nuevas formas de negocio (que las hay) que aprovechen las Nuevas Tecnologías.

Así pues, aunque no hagas ninguna copia de nada, ya estás pagando la multa porque se entiende que la has hecho (de libros, música, vídeos.. algo copiarías seguro, dice la Sra Ministra). ¿No es esto una clara invitación a descargar algo? A fin de cuentas, si ya pagaste la multa sin haberlo disfrutado... Soluciones brillantes de un gobierno que se olvidó que tiene que gobernar para los ciudadanos y no para entidades privadas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario