Páginas

Iniciativas individuales que dieron la vuelta al mundo

24-08-2009

La creación de Internet como elemento globalizador y unificador del mundo (del mundo industrializado, habría que precisar) y la evolución de la World Wide Web de un escaparate donde solo profesionales con altos conocimientos y dinero podían presentar contenidos para que las masas consumieran (algo no muy lejano de la televisión con un extra de interactividad) en algo más social donde el usuario común puede crear contenidos fácilmente y de forma gratuita (la Web lecto-escritora o Web 2.0) han permitido que el ciudadano de a pie tenga una voz que se pueda escuchar en todo el mundo. Esto era algo impensable en la era pre-Internet, pues solo la televisión podía hacer eso (ni siquiera a la misma escala que Internet) y pagar un anuncio en ese medio estaba, y sigue estando, al alcance de unos pocos.

Entre tantas voces que se oyen en la Web, muchas pasan desapercibidas o solo llegan a un público muy reducido. Otras, sin embargo, tienen un mensaje que inmediatamente llega a la gente de todo el mundo y se hacen tremendamente populares. Son mensajes simples, pero de valores que parecen transcender fronteras y culturas y llegar a lo más profundo de la especie humana. Presento a continuación dos de esas iniciativas que tuvieron este efecto.

Where the hell is Matt? o los viajes de Matt el bailarín


Matt es un espíritu inquieto, de familia pobre, que no fue a la universidad y desde muy pronto su mayor inquietud era jugar y crear videojuegos. Consiguió trabajo pronto en ello, pero, agobiado por la rutina de ir de casa al coche, de coche al trabajo y del trabajo a casa, en cuanto la empresa donde trabajaba necesitó enviar gente a una sede en Australia, Matt pidió ser trasladado. Tras un tiempo allí y un dinero ahorrado, dejó el trabajo en febrero de 2003 para ir a viajar por el mundo. Estando con un compañero de viaje sacando fotos en Hanoi, su amigo le dice que haga ese baile que siempre solía hacer en plan de broma para grabarlo en vídeo. El vídeo es subido a YouTube y dos años después, una empresa le ofrece hacer un viaje por el mundo haciendo ese baile en lugares representativos. Así, en 2006, Matt salió a recorrer 39 países en seis meses. Al año siguiente, Matt vuelve a esa empresa a proponer otro viaje igual, pero donde bailará con más gente. La empresa está de acuerdo. Los vídeos de Matt bailando, con y sin gente, dieron la vuelta al mundo y se convirtió en todo un éxito en YouTube. Toda la información sobre estos proyectos y muchos vídeos (de bailes, tomas falsas, charlas, etc muy interesantes) están en su sitio web.



Abrazos gratis

Otro proyecto curioso que dio la vuelta al mundo nació también de forma espontánea cuando un australiano conocido por el pseudónimo de "Juan Mann", por serios problemas personales, volvió a Australia desde Londres. A su llegada al aeropuerto de Sydney, viendo a todo el mundo recibir abrazos de sus familiares y sin nadie para recibirle y sin ningún lugar al que ir, buscó un cartón y escribió en él "FREE HUGS" y se fue a una calle concurrida y, así empezó a dar abrazos. La policía prohibió la campaña, pero 10 mil firmas hicieron que siguiera. Otros se apuntaron a la campaña, que se dio en otros países por todo el mundo. Se puede leer toda la historia en la Wikipedia y en el sitio web oficial.



¿Qué tienen de especial estas iniciativas personales para dar la vuelta al mundo y tener tantísima popularidad en una enorme cantidad de países y culturas tan distintos? Quizás la gente está harta de ser manipulada, de que las empresas y los medios de comunicación le digan lo que es aceptable y lo que no de forma hipócrita y valora lo espontáneo y auténtico, como puede ser un tipo al que le encanta viajar y sin miedo al ridículo y otro tipo que está triste y necesita un abrazo. ¿Será que son valores tan universales y tan básicos que todos lo sentimos por igual independiente de la lengua, cultura o país donde vivamos y por eso han dado la vuelta al mundo sin ninguna campaña de marketing millonaria? ¿No te despiertan algo esos vídeos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario