Páginas

Estudio demuestra que los "piratas" son los que salvan el "barco discográfico"

03-05-2009

Lo que nos dice la Inquisición sobre el progreso e Internet

Insisten en que las descargas por Internet hacen pobres a los creadores de arte y vamos a condenar al mundo al retroceso artístico y cultural, pues los creadores no tendrán de qué vivir. Sobra decir que esto lo dicen las discográficas y sociedades de gestión que se enriquecen a costa del autor al que dicen proteger, ya que de los beneficios de una obra, tan solo el 6% llegan a los autores, según informes de la propia SGAE. Políticos como la Ministra de Cultura (sic), Ángeles González-Sinde, que forman parte de esa industria (por inverosímil que parezca en una sociedad medianamente normal donde se supone que yo no puedo hacer o aplicar las leyes en mi propio beneficio) quieren condenar las nuevas formas de progreso que representa Internet en aras de una pseudo-cultura subvencionada que casi nadie ve (y mucho menos descarga), como es la mayoría de películas del cine español. Lo desconocido (que es mucho cuando haces alarde de tanta ignorancia) siempre da miedo, y si tienes el poder para ello (y la SGAE y su Ministerio lo tienen), es muy tentador intentar suprimirlo para seguir en la Edad Media con el control sobre el pueblo. Para ello se valen de tácticas tan burdas como la campaña "Ahora la ley actúa", donde pretender confundir al usuario haciéndole creer que bajar música o películas a su ordenador es ilegal, cuando la realidad es que no lo es, como confirman los jueces una y otra vez en los intentos de la SGAE por criminalizar lo que el Código Penal no penaliza.

La realidad científica y probada

Publiqué hace unos días un artículo donde se mostraba a un autor con inteligencia como Paulo Coelho subir sus propios libros en Internet y cómo su experiencia convenció a sus editores de que era una gran idea que funcionaba para vender más.

Un estudio realizado bajo la dirección de la Dra. Anne-Britt Gran, de la BI Norwegian School of Management (versión traducida al inglés por Google para los que no recibisteis clases de noruego en la escuela aquí) demuestra que la experiencia de Paulo Coelho con sus libros no es algo aislado, pues indica que los que descargan música gratis de Internet (léase gratis de forma legal e ilegal) compran más música que los que no la descargan. Concretamente, compran hasta diez veces más música mediante descargas de pago (pensemos en servicios como iTunes) y también compran más cds que los que no descargan música gratis. Estos datos muestran que la industria debe adaptarse a los nuevos tiempos en vez de culpar a Internet del descenso de ventas en cds. Y desde luego, la absurda idea de cobrar un canon varias veces por el mismo concepto (cuando compras el cd para hacer la copia, cuando compras la grabadora, cuando escaneas la carátula y cuando la imprimes) no es la solución, sino un abuso a los ciudadanos que da por hecho que todos compramos los cds y dvds, las grabadoras, los escaners y las impresoras para copiar obras exclusivamente (sic)...

Esta noticia se ha hecho eco en medios como The Guardian, Le Monde o The London Daily News, pero quienes deberían, seguirán sin escuchar, intentando coartar las libertades de los ciudadanos para obligarles a seguir en su obsoleto y decadente modelo de negocio que quieren hacer florecer gracias a un Gobierno de la SGAE disfrazado de socialista... Y así vamos con el progreso tecnológico de la Sociedad de la Información...

No hay comentarios:

Publicar un comentario