Páginas

Los mundos 3D bajo amenaza de patente

05-01-2009
Empezamos el nuevo año con un nuevo e importante peligro para el progreso y desarrollo de los mundos virtuales en 3D. El día de Navidad, Papá Noel trajo a la empresa de Corea del Sur NCSoft una demanda de Worlds.com donde es acusada de violar una patente tan absurdamente amplia y ambigua que no se puede entender que le hayan concedido. La demanda acusa a prácticamente todos los productos que esta empresa dedicada al desarrollo de juegos vende en Estados Unidos, incluyendo City of Heroes, Guild Wars, Tabula Rasa , Lineage, and Lineage II.

General Patent Corporation, que es la empresa que lleva la patente de Worlds.com, anunciaba que había contratado al bufete de abogados Lerner David Littenberg Krumholz & Mentlik LLP, especializados en propiedad intelectual, para hacer valer las dos patentes que Worlds.com considera que están siendo violadas: "System and method for enabling users to interact in a virtual space" y "Scalable virtual world chat client-server system". Las patentes son tan amplias y tan comunes que se pueden aplicar a prácticamente cualquier juego con varios jugadores en 3D e incluso a cualquier ambiente en 3D. Aquí está una ilustración que aportan en la patente Worlds.com:

Como vemos, estos son elementos comunes a cualquier aplicación en 3D y, lo más importante del asunto, es que aplicaciones 3D como las descritas en estas patentes ya existían antes de que se archivara la patente (antes de ser concedida), con lo que será interesante ver lo que decide el juez de turno.

Hace poco fue notorio el caso de la plataforma de e-learning Blackboard intentando imponer una patente que básicamente decía que todas las plataformas que tuvieran varios usuarios y compartieran recursos estaban infringiendo su patente. Afortunadamente, no salió adelante. Pero de haber tenido éxito, muchas plataformas de software libre también podrían haber estado en serio peligro, pues no tienen accionistas ni inversores de capital detrás, sino que suelen estar basados en una comunidad de usuarios, programadores y voluntarios, que pueden incluir instituciones educativas u otras, que no participan de forma empresarial y que no podrían pagar los royalties exigidos. Eso implicaría que nadie podría usar esa plataforma de forma gratuita sin pagar a Blackboard y dejaría de ser software libre. Habría sido un asunto muy serio...

Vemos de nuevo el freno que supone para el progreso y la innovación la llamada "Propiedad Intelectual" del software. Imaginemos que lo que yo descubro y publico es mejorado por otros al poco tiempo (no 20 años que dura mi patente) sin tener que pagarme las royalties desorbitadas que las grandes empresas cobran por ello ahora mismo. Imaginemos que, en vez de dar monopolios de tanto tiempo para la explotación de una idea de software patentada (que no tiene por qué ser extremadamente brillante ni precisa), mi programa sale al mercado y todos pueden mejorar mi idea. Obviamente eso favorece mucho más la libertad de innovación y la igualdad entre los competidores, donde las pequeñas empresas pueden competir con gigantes sin tener que pagar royalties. Por eso aquí en Europa hay tanta lucha frente a la idea que les ronda a los señores de la Comisión Europea de imponer, como en Estados Unidos, patentes para el software.

La evolución lógica hacia el progreso es hacia el software libre (no hacia las patentes, que están en el extremo opuesto), donde yo lo desarrollo y también entrego el código para que otros lo adapten y mejoren si quieren, siempre obligados a dar el código también y colaborar así, de forma muchísimo más efectiva, al progreso de la sociedad en general, no al enriquecimiento de unos pocos a costa de ese progreso. Y hay que recordar que esto no implica que no haya dinero. Yo puedo cobrar a los que quieran recibir mi programa de mí y puedo cobrarle a una empresa para adaptarlo a sus requisitos, integrarlo en su estructura informática, etc... Pero cuando la ganancia económica prima sobre el bien común de la sociedad tenemos... Estados Unidos, que para la SGAE imagino que será el paraíso soñado...

No hay comentarios:

Publicar un comentario