Páginas

¿Para qué sirven los congresos científicos?

25-11-2010

Recién llegado del XXIX Seminario Interuniversitario de Teoría de la Educación que se celebra cada año en algún lugar de España (este año tocó en Madrid, el anterior en Oviedo y el siguiente será en Barcelona) y de la I Jornada de la Red de Investigadores de Postgrado en Teoría de la Educación, que fue justo el día antes también en Madrid, he pensado bastante sobre el objetivo de los congresos y la utilidad (o falta de ella) que un congreso puede tener para el asistente.  Quede claro que es una visión personal, no necesariamente la "correcta", y otras diferentes o complementarias son bienvenidas en los comentarios.


Para qué NO son los congresos

Un congreso, contrariamente a lo que podría pensarse, no es, en mi opinión, para difundir los  resultados de nuestro trabajo. El tiempo del que dispones para presentarlo, salvo que sea una conferencia plenaria (asignada por invitación), no será, diría que nunca, suficiente para explicar el trabajo que has realizado. En muchos casos, no será suficiente para siquiera difundir los resultados explicando su importancia. El congreso tiene una entidad muy presencial y oral, por lo que los libros y cds con las actas donde puedes leer todas las comunicaciones tienden a irse junto con la carpeta del congreso al armario donde las guardas de recuerdo. Uno tiende a citar artículos de revistas científicas, no de actas de congresos.

Por otro lado, especialmente en el ramo de las ciencias más experimentales, los investigadores no comentarán su trabajo y sus resultados hasta que no estén publicados en una revista y, por tanto, su autoría garantizada.  Con lo que lo presentado en un congreso ya estará previamente publicado en alguna parte con todo detalle (o, por lo menos, con más detalle del que se expondrá en el congreso). En la rama de las ciencias humanas y sociales, si bien no hay peligro de que consigan tus resultados y los publiquen antes de que tú por la naturaleza de las materias que se estudian, las publicaciones son también el lugar natural para comunicar correctamente las investigaciones por tener una mayor extensión y por tener mucha más importancia para la acreditación de las distintas agencias de evaluación como investigador. 


Entonces ¿a qué va uno a un congreso? 

A hacer amigos. Esa es la respuesta corta. La investigación no funciona en solitario, siempre necesitas un equipo que te apoye en las distintas tareas. Para obtener financiación para proyectos, lo normal es que sea obligatorio forma parte de un equipo, a veces grupos de investigación reconocidos. Las relaciones sociales son fundamentales en la vida, no solo en la investigación. La razón por la que la gente quiere trabajar contigo no siempre es que no hay nadie mejor que tú (siempre suele haber alguien mejor), sino porque tienen una conexión contigo, aunque sea a través de otra persona. Esas conexiones tienen un importante componente de afinidad personal. El investigador que forma un grupo de trabajo para un proyecto rara vez incluye a una persona brillante a la que no soporta y no es raro que incluya a personas no especialmente brillantes con las que se trabaja bien. Si son personas brillantes y se trabaja bien con ellas, mucho mejor, obviamente. 

Esa creo que es la utilidad de los congresos: dar a conocer las características personales del investigador que no figuran en un escrito científico: si sabe escuchar, cómo se enfrenta a distintos puntos de vista, qué piensa de temas más informales, etc. Es decir, creo que los congresos sirven para dar a conocer las cualidades sociales que no se reflejan en un artículo o en una conferencia. 


Cómo seleccionar los congresos más útiles

No llevo 20 años yendo a congresos, pero en mi experiencia asistiendo a ellos, me he dado cuenta de que, si no tienes en cuenta algunos criterios, los congresos pueden ser sencillamente una pérdida de dinero y, lo más grave, también de tiempo. Participar en un congreso requiere escribir un resumen, luego un artículo de varias páginas y ausentarte durante unos días de tu rutina, buscar hotel, cómo llegar, etc... Con lo que hay que hacer los deberes antes de apuntarse a uno para que valga la pena el esfuerzo invertido. Estos son algunos detalles que yo tengo en cuenta. 

1- La infraestructura web

La presentación del sitio web y la presencia en Internet es fundamental para mí a la hora de evaluar un congreso. Los servicios web utilizandos, el uso de las redes sociales, los elementos del sitio web y su funcionalidad va a decir mucho del interés y el buen hacer de la organización, especialmente cuando el congreso está dedicado a las Nuevas Tecnologías, que tanto abundan ahora.  

2- ¿Es ciencia o es política?

Si el congreso tiene como conferenciantes invitados personalidades de instituciones de ámbito internacional como UNESCO, UNICEF, ONU, etc. o de gobiernos estatales (Ministro de Educación de X o Secretario de Estado de Y), eso no es un congreso científico y los esfuerzos de los organizadores estarán centrados en los peces gordos invitados y no en los participantes, que serán meros financiadores. Una cosa es que haya una inauguración de congreso con las personalidades que sean, pero las conferencias plenarias tienen que ser impartidas por científicos, gente que pertenezca a instituciones de investigación como universidades. 

3- ¿Vale cualquier tema?

Hay congresos donde la cantidad de temas y subtemas hace que demasiadas cosas parezcan tener sitio. Eso implica que la organización busca atraer al mayor número de gente posible (probablemente para financiar algo) y, si hay tantos temas, las posibilidades de establecer conexiones con investigadores de tu área queda limitado a poco menos que la casualidad. Si hay muchos temas y muchos participantes habrá muchas sesiones paralelas y poco tiempo para cada presentación, con lo que te encuentras como un pez en un océano sin poder controlar las aguas. Lo ideal es que haya temas muy bien definidos y que no haya más de tres sesiones paralelas, que tengan temas distintos y donde no compita un ponente conocido con una sesión de comunicaciones, porque eso es un desprecio para los participantes que presentan en inferioridad de condiciones y tendrán mucha menos gente que si la "estrella" no estuviera compitiendo con ellos por la audiencia, además de que podrían estar interesados en asisitir y no pueden porque tienen que presentar al mismo tiempo.

5- ¿Hay organizadas comidas y eventos culturales?

Como antes mencionaba, para mí lo más importante en un congreso es conocer otros investigadores y, para ello, la organización tiene que facilitar que se den esas posibilidades. Organizar precios especiales de forma que la mayor parte de los participantes se alojen en el mismo hotel es una excelente forma. Organizar comidas incluidas en el precio de la inscripción es otra muy buena forma de que los participantes compartan tiempo y se conozcan. Alguna visita cultural a la ciudad también es una muy buena forma de que la gente se conozca. Si no hay nada de esto, es que los objetivos de ese congreso no son los mismos que los míos.

6- ¿Quién estárá allí? Hay que hacer los deberes

Normalmente los organizadores de los congresos  no suele tener el más mínimo sentido de lo que es la privacidad ni la Ley de Protección de Datos  Personales  (quiero pensar que en los congresos de Derecho esto no es así) y envían los emails informativos poniendo a todos los destinatarios en la cajita de "Para" y, por tanto, desvelando los nombres e emails de todos a todos los destinatarios. Algo así como publicar los teléfonos móviles de los asistentes en un archivo y enviarlos a todos. Para ver cómo proteger la privacidad de los destinatarios puedes leer este artículo. Con los emails, puedes hacerte una idea de quién asistirá al congreso. Del mismo modo, también suelen publicarse las presentaciones con antelación al mismo en la web del congreso, con lo que también puedes ver la gente que acudirá y los temas de sus ponencias. Esta información te permite hacer búsquedas en Google sobre gente que crees que te podría interesar conocer y eso te ayudará a tener algo con lo que iniciar una conversación. Además, todo el mundo aprecia que la gente se tome la molestia de leer sus artículos, pues para eso los publicamos...

7- Ir preparado para presentarse

¿Quién eres tú? Si la gente busca tu nombre en Internet, ¿qué aparecerá? Yo considero fundamental para cualquier investigador que tenga formas de ser contactado online en las principales redes sociales, así como un espacio donde la gente pueda saber qué y cómo piensas, así como encontrar tus publicaciones. El amor de Google es muy importante para darte a conocer. Estos son los elementos que pondrás en una tarjeta de visita para entregar cuando sea necesario (eso quiere decir que alguien tiene que pedir tus datos de contacto. Repartir tarjetas a diestro y siniestro es como el dinero, si hay mucho, se devalúa y pierde valor en la Bolsa). La tarjeta es un detalle muy barato y muy necesario en un congreso.


Conclusión

Esos son algunos pasos que yo sigo para escoger congresos. Son criterios personales, pero que voy refinando con el tiempo para no volver de un viaje pensando que ese congreso fue una chapuza organizada sin ganas y que solo sirvió para perder un muy valioso tiempo que no se puede recuperar....

4 comentarios:

  1. Hola Evaristo, justamente ayer pensaba que te habías pasado al facebook "abandonando" el blog ;)

    Más tarde vuelvo con calma. Eso sí, coincido en muchos de los puntos, especialmente en el de "pasillear".

    Saludos

    Daniel.

    ResponderEliminar
  2. Hola Daniel:

    Abandonar el blog implicaría abandonar la reflexión. Facebook no da mucho espacio para detallar ideas. Es útil para compartir enlaces y alguna idea rápida, pero el blog no se sustituye ;-)

    Saludos,

    Evaristo

    ResponderEliminar
  3. Justamente estoy por asistir a un congreso que es bastante caro, con fachas de ser científico. Muchas seciones paraleleas como 15 temas y personalidades políticas, sin duda buscare financiamiento para ir, de lo contrario no asistire, aunque nunca se sabe a quien puedes conocer en un congreso, sin embargo la posibilidad de entablar una conversación de más de 10 minutos es reducida. En fin, gracias por los consejos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel Ángel:

      Si al final vas al congreso, espero que le saques mucho partido y sea productiva la experiencia :-)

      Saludos,
      Evaristo

      Eliminar