Cuando pedir a Google que oculte enlaces a descargas ilegales produce el efecto contrario


2017 - 08 - 23

Ayer, tras encontrar un vídeo que buscaba en Youtube, encontré este otro sobre dos personas (inicialmente, pensé que eran padre e hija, pero son una pareja con 30 años de diferencia) que llevan 7 años viviendo, más o menos, de forma autosuficiente en la naturaleza en Nueva Zelanda. Ella es Miriam Lancewood (33 años), de Holanda, y su marido Peter (63 años), neozelandés.



Tanto en la entrevista como en los sitios de Internet donde se mencionan, es así como salen, ella por su nombre completo y él "su marido, Peter". En el mundo anglosajón, al casarse, normalmente la mujer adopta el apellido del marido, con lo que podríamos deducir que no hace falta que digan el suyo. Pero vemos que en esta pareja, la protagonista es ella, no él. Él es el marido de ella, mientras que ella es Miriam Lancewood. Acostumbrados a los programas de supervivencia de Discovery Channel protagonizados siempre por hombres, tipo Michael "Bear" Grylls o los que fueron pasando por Dúo de Supervivientes, todos machotes de las Fuerzas Especiales a lo John Wayne, es una brisa fresca del siglo XXI ver a esta risueña amazona holandesa como el brazo fuerte y la proveedora de comida para su más vulnerable marido, no la indefensa y vulnerable dama protegida e instruida por algún Rambo condescendiente, como hace Mykel Hawke con su mujer, Ruth England, en el programa (también de Discovery Channel) Supervivencia en pareja.

Casi al final del vídeo, dicen que ella ha escrito un libro sobre la experiencia. Como decía Descartes "leer un libro enseña más que hablar con su autor, porque el autor, en el libro, sólo ha puesto sus mejores pensamientos". Para que te cuenten algo, si está por escrito, las palabras estarán más seleccionadas, las ideas más ordenadas y expresadas con más calma que si te lo dicen oralmente, así que me puse a buscar el libro para conocer la experiencia de esta gente.

Entré en Amazon, pues además de que los libros siempre parecen estar más baratos ahí que en cualquier otro sitio, su servicio es insuperable, y me encontré con que el libro está en preventa: lo puedes comprar ahora, pero no lo tendrás hasta el 9 de noviembre.




 Sea cual sea la razón de la preventa, si quiero que mi dinero dé intereses en algún sitio, no será en la cuenta de Amazon, así que voy a Google a ver cómo está el panorama en otras tiendas. La búsqueda es ["Woman in the Wilderness" epub] (sin corchetes), pues el libro lo quiero en formato electrónico. Al llegar a la segunda página de resultados, me encuentro al final con este mensaje de Google (está en inglés porque mi navegador también lo está. Imagino que saldrá en español en otros casos):


Este aviso te dice que alguien, basándose en los derechos que otorga la ley "Digital Millennium Copyright Act", le pidió a Google que retiren el enlace a algo que consideran que viola sus derechos de autor. Google obedeció y retiró el enlace. Pero lo curioso es que, quizás para mostrar su buena voluntad de cumplir la ley a quien solicitó la retirada del enlace, o quizás para mostrar a quien busque algo que no encuentra que sepa que la causa no es que el buscador no lo encontró, o por cualquier otra razón, Google pone otro enlace para que puedas leer la carta que causó la retirada del enlace. 


Cuando gritas para pasar desapercibido...

En esta carta publicada, vemos que la empresa MarkMonitor AntiPiracy, en nombre de su cliente, la editorial Hachette Livre, pide que se retiren una serie de libros. Entre ellos, encontramos el libro que buscamos:



Nos dice en la descripción, cuál es la obra sobre la que hacen la solicitud y, esto es lo interesante, Google nos muestra cuál es el sitio web que han pedido que se retire porque se supone que ahí está el libro para libre descarga que la editorial quiere evitar. Si seguimos ese enlace que nos da Google, ahí vemos una publicación en un foro donde ponen dos enlaces, de los cuales uno sigue activo y permite descargar el libro en formato epub. 


Conclusión

Con la cantidad de resultados que hay que mirar para quien va buscando un libro, si en vez de fijarte en las tiendas online, te encuentras avisos de Google diciendo que retiró un enlace (al que puedes acceder igual leyendo la notificación) que el dueño de los derechos de autor de esa obra asegura que lleva al libro que estás buscando, ¿no están facilitando que la gente encuentre los enlaces donde descargar de forma gratuita, que es lo que querían evitar? ¿Es realmente una estrategia eficaz para invisibilizar esos enlaces? ¿O será que quizás se han dado cuenta, finalmente, de que ese modelo de negocio de tiempos predigitales está obsoleto y quieren colaborar a difundir las obras? :-D


No hay comentarios:

Publicar un comentario